Trasplante de órganos

Trasplante de Organos.

El trasplante de órganos sólidos consiste en una  intervención quirúrgica para el implante de un órgano sano en un paciente en el que el funcionamiento de su propio órgano es incompatible con la vida. Es una alternativa de tratamiento cuando no,existe otra alternativa.

El sistema inmunologico permite discriminar las partes propias del organismo de las extrañas, por lo que los órganos del domador y del receptor deben de ser compatibles en cuanto al tipo de antígeno leucocitario, el rechazo y las infecciones son la principal causa de muerte en el mi primer año posterior a la cirugía. Siendo importante el manejo clínico de la inmunosupresion y del control de las infecciones.

Las infecciones más frecuentes son las bacterianas, fungicas, virales, protozoarias y otras como la de Chagas y el Paludismo.

Los signos y síntomas de rechazo son las alteraciones de las funciones vitales, alteración del estado de conciencia, mal estado general, alteración de la histología de los tejidos trasplantados,  en el caso específico del trasplante hepático tenemos dolor en el flanco derecho, coluria, ictericia generalizada, disminución en el drenaje biliar, elevación de las transaminasas o bilirrubina serica, fosfatos alcalina y aumento del tiempo de protrombina. En el trasplante renal la oliguria o anuria, las molestias en el área de implante con inflamacion y dolor a la palpacion, hipertension, retención de liquidos, alteración analítica de la función renal.

En los ultimos años se ha observado un avance en los resultados de trasplantes de órganos solidos, debido al control del rechazo agudo, con el descubrimiento de nuevos fármacos inmunosupresores.

La inmunosupresion de inducción se inicia en el periodo posoperatorio inmediato y durante las primeras semanas postrasplante, para un inmediato y adecuado bloqueo inmunologico en esta fase, posteriormente se realiza al tratamiento inmu mm o upresor de mantenimiento el cual es administrado de manera permanente.

El profesional enfermero colabora con el médico y con el resto de miembros del equipo de salud durante todo el proceso de trasplante, desde el móvil ingreso al centro hospitalario, la preparación para la cirugia, los cuidados posoperatorios, hasta el alta hospitalaria así como  el seguimiento durante toda su vida.